miércoles, 2 de abril de 2008

El beneficio de perder dinero

Para el parecer de muchos, el título de esta opinión, puede resultar contradictorio.

En el mundo de la Consultoría IT, sin que sea mi intención la de generalizar, existen dos visiones muy particulares de "dirigir" un proyecto. Y puntualizo dirigir por que, desde mi humilde punto de vista, son decisiones generalmente tomadas por la Dirección (Comitè de dirección del proyecto o Dirección del proveedor IT) y no por la figura de Responsable o Jefe de Proyecto (Gestión y seguimiento del mismo)

Del mismo modo, estas dos visiones están muy relacionadas con el "utópico" deseo de fidelización del cliente.

Como el título del comentario indica, me posiciono en un momento muy concreto de los proyectos IT. Ese momento en el que el margen de explotación real empieza a ser inferior al margen de explotación objetivo del proyecto.

Evidentemente existirán proyectos que no sufrán desviaciones en esfuerzo , en tiempo o en ambas cosas. Permitirme este sarcasmo:

... El amigo, de un primo de un conocido por lo visto hizo un proyecto sin desviaciones...


No quiero dramatizar, pero la realidad no suele ser ésta. En gran medida por la deficiente realidad de nuestro sector.

Entiendo que en el sector de la construcción tendrán otros problemas, pero generalmente tienen un arquitecto que hacen los planos, y cuando este ha finalizado su trabajo, calcular casi con exactitud el coste final de la obra al parecer es más factible.

Por el contrario, en nuestra situación el riesgo es mayor. Y el número de clientes que se aventuran a separar en proyectos diferenciados, las fases del ciclo de vida del proyecto (Consultoría, Anàlisis del Sistema, Diseño, Desarrollo, etc.) son escasos.

Volviendo al instante al que hago referencia, que se acentúa con el aumento de la desviación, aparecen dos actitudes, dos visiones:
  1. La de sorpresa, incluso podriamos hablar de estupor. Y, a partir del minuto siguiente, la de búsqueda de responsabilidades. Es importante saber de culpa de quien és, el Responsable no ha estado suficientemente encima, los técnicos pasan demasiado rato en el desayuno, el personal no cumple con el horario establecido, incluso peor ... todo eso a la vez.

    La pregunta que se plantea en ese gabinete de crisis es la siguiente: ¿Que hacer para no perder dinero? ¿Que hacer para salvar el margen que aún tenemos previsto?

    Las medidas que suelen debenir a este momento van desde la reducción del equipo, a la substitución de perfiles sénior por júnior, pero se suelen traducir en las siguientes conclusiones que suelen venir acompañadas de la mano:

    • Reducción de la calidad del producto resultante
    • Aumento del riesgo de desviación en tiempo (y seguramente en coste)
    • Estas situaciones de tensión también afectan al equipo. Éste se resiente y suele provocar un aumento del índice de rotación y, por tanto, una pérdida de conocimiento sobre el proyecto prèvia a su finalización
    • En resumen, una reducción del grado de satisfacción del cliente...

      Evidentemente suelen ser proyectos que finalizan totalmente enquistados y, si así lo contempla el contrato penalizados

      Desde mi punto de vista, muy subjetivo como siempre, son empresas que evalúan su empresa en base a la foto actual. Es la forma más fácil de calcular lo que gana o pierde la empresa, y no seré yo el que deje de respetar esta visión.

  2. Por otro lado, existen empresas que tienen prevista esta desviación desde el inicio del proyecto, cuentan con ella. Incluso apuestan por la misma. En esta situación la principal preocupación es la desviación en tiempo.

    En tal caso el planteamiento , la reflexión que suelen hacer es: ¿Que medidas tomamos para no penalizar el grado de satisfacción del cliente? ¿Que medidas tomamos para que dicha desviación en coste no vaya a más?

    Las medidas que suelen ir acompañadas a esta visión pueden ser:
    • Ampliar el periódo de asignación al proyecto del grueso del equipo
    • Ampliar el equipo con perfiles séniors que aumenten la capacidad resolutiva a tiempo
    • Ampliar el porcentage de dedicación del Jefe de proyecto para promover metodologías de seguimiento más ajustadas (SCRUM, XP) pero que inicialmente se pueden considerar excesivas o más orientadas a producto
    • Ampliar el equipo con otros perfiles si existen taréas de menos valor añadido y que permitan corregir el coste / hora
    • Evidentemente esta otra visión va orientada a mantener el grado de satisfacción del cliente y, sin duda, este va acompañado a un aumento de la confianza en su proveedor de Software
    • Paralelamente existe una probabilidad elevada de que el equipo no acabe "BURN" y que su crecimiento dentro del proyecto permita aumentar su precio / hora en futuros proyectos. Al fin y al cabo el capital intelectual de una empresa es uno de sus bienes más preciados
    • Este tipo de medidas, deberían ir acompañadas de un proceso de reflexión y detección de causas, por si hubiera, de las propias del riesgo asumido en un primer proyecto (Desconocimiento del grado de implicación del cliente, del riesgo de cambio de requerimientos existente en el mismo, del grado de conocimiento tecnológico de los implicados, y circunstancias similares)
    • En cualquier caso creo que esta segunda opción favorece la fidelización del cliente, y paralelamente, aunque ésta dependerá también de otros factores, de la fidelización del equipo, de la reducción del índice de rotación de la empresa

      Desde mi punto de vista, de nuevo subjetivo, son empresas que evalúan su empresa bajo una visión de película, de video, una visión no estática. Evidentemente mucho más difícil de calcular con un número rojo o verde...

Evidentemente son visiones extremas, que facilitan la ilustración de mi opinión, en la vida existen sin duda matices.

Del mismo modo, no es mi intención perder de vista la realidad de muchas pequeñas/medianas empresas del sector. Empresas con una tesorería que no recomienda apuestas a largo plazo, si no un rendimiento a corto que garantice la supervivencia de la organización.

En cualquier caso, si tengo que escoger, prefiero trabajar (y lo hago) en una empresa que apueste por la segunda visión.

Un saludo,

Ivan